Una mujer fragmentada.

“Prefiero que me devore un ardor de fuego interno a morir en el vacío y la resignación” E.M. Cioran. Cuenta la leyenda que una de las características más reconocibles de mi personalidad comenzó a advertirse a los primeros meses de nacida. La autora de mis días afirma que, a partir de los tres meses duermo…

Nadar o morir

  Para Minette Rodríguez, sirena de cepa. Fiel a la máxima que rige mi vida: nací para perder, tuve que retomar entrenamientos acuáticos porque estos pulmones lo pedían a gritos. Los dos fieles lectores que siguen este espacio saben como nadie que, mi vida siempre ha estado salpimentada por el infortunio en todos sus empaques. El más…

Juanito huele a plátano.

Juan, mi abuelo -hombre adusto como ninguno- nació en la península de Yucatán en 1902. En mi memoria infantil vive el recuerdo de un hombre de mentón cuadrado, espaldas anchas y estatura promedio. Tenía pequeños ojos verdes, gafas negras de pasta y poseedor de unas enormes y espléndidas orejas. No sé con certeza si es…

¡Divórciate!

  “Por muy malo que sea un matrimonio, un divorcio será mucho, mucho peor”. Después de revisitar las cinco perfectas temporadas de The Wire, fui obligada por mi tacañería legendaria a revisar la conveniencia de renovar un mes más la membresía HBO familiar. Cuando estuve a punto de rendirme, descubrí la serie Divorce, protagonizada por Sarah Jessica Parker y…

Yo, bruta

  Para brócoli & menonita, mis más logrados inventos. Soy bruta. Lo digo claro, rotundo. Sin rodeos ni eufemismos baratos. Las razones que tengo para sustentar mi flamante declaración anterior son extensas, contienen referencias médicas y anecdóticas. No me avergüenza en lo más mínimo, por lo que considero pertinente compartirlas sin remilgos.  Los orígenes de…

Yo, América

Elegir el nombre a un vástago debería ser considerada una responsabilidad mayúscula, y más aún cuando esta decisión recaerá de forma irreversible en la calidad de vida del primogénito. La historia nos ha enseñado que los resquemores con el primero de nuestros hijos, menguan asombrosamente con el segundo, toda vez que los exabruptos propios de…

Sin documentos

Mi calvario comenzó en mis malogradas vacaciones de semana santa. Durante el viaje en el que deposité toda la fe en que mi vida se restauraría de 10 años de sufrimiento en las filas del godinato, tuve a mal extraviar mi pasaporte. Sólo aquellas almas empáticas y cuyo único documento de identificación oficial sea únicamente…

The Passenger (Vol. II)

  En el mes de abril de 2010 se publicó la primera de mis tantas crónicas de viaje en Milenio Diario; lo curioso -en términos estrictamente cronológicos- es que no haya sido la primera que escribí. Me explico. Durante algún tiempo mantuve bajo resguardo el primer relato de mis experiencias acontecidas en el Aeropuerto Internacional…

Criaturas del agua

  *Un texto a cuatro aletas por América Pacheco y Gerardo Cárdenas Aviso a navegantes: en los anales de la peculiaridad humana deben escribirse capítulos aparte para quienes no nadan, y secciones específicas para quienes salen corriendo ante la gratuita desnudez ajena. Unidos por su devoción a Cthulhu y su esperanza de un caos final que lo arrase…

Resaca

  “Hay sentimientos como vértebras: nos mantienen de pie y son endebles. Pablo estaba roto. Por eso, cuando se acomodó en una banca del Parque México, era incapaz de contener el llanto. Lloraba como quien suda caudalosamente, como quien se desangra: sus lagrimales parecían poros en un cuerpo afiebrado, venas en el brazo de un…